Hoy caminé mucho por la ciudad con un amigo nuevo, fuimos a buscar un museo que estaba cerrado, el museo de la sociedad de antropología forense guatemalteca,  pero encontrarnos memoria e historia en la calle.

image

Las paredes recuerdan a quienes el estado le robó a sus familias y que estás siguen buscando. Además, encontré bastantes paredes que hablaban de nuestras víctimas de allá que me confirmaron que aquí estamos en esta misma tierra y que la memoria debe cruzar las líneas que lxs asesinxs nos han impuesto. Traigo una pequeña colección de documentos de la memoria del genocidio que son en lo que más dinero he gastado desde que empecé a viajar.

image

Los libros los compré en un café llamado Cervantes, tras del Palacio de Gobierno que tiene una casa del libro llena de cultura de la nuestra. Libros de México y Argentina, además de los que compré que son todos editados aquí. Cristóbal, el librero, nos contó sobre las resistencias de aquí y concluimos, como es habitual, que Colombia, México y Guatemala estamos en las mismas, que la política de las elecciones no sirve para nada y que sólo la construcción de autonomía y la autoliberación nos ofrecen un futuro que dure más de diez años.
De camino al rincón de Cervantes, donde tomé cerveza de cacao, amarga, espesa y fuerte, que son las que prefiero, pasamos por la catedral dónde las columnas del cerco exterior recuerdan a lxs caídxs y desaparecidxs del genocidio que hubo aquí, igual que en México porque una bola de ladrones quieren robarse nuestras tierras y los minerales que guardan.
Las columnas guardan los nombres porque la teología de la liberación ha sido muy poderosa aquí y en El Salvador. Muchos sacerdotes dejaron sus vidas en las trincheras o fueron asesinados por denunciar lo que ocurría.

image

La catedral rememora que estuvo con su gente mientras el gobierno la mataba

Siento que el proceso de entender la masacre por la que estamos pasando en México nos llevará por caminos paralelos a algunos de los que han seguido en esta tierra, algunos de los esfuerzos de éstos caminos quedaron plasmados en los materiales que llevo con la esperanza de que nos ayuden a trabajar en casa con la masacre en curso.

Anuncios